General,Tutorial

Ir más allá del selfie.

1 Sep , 2014  

Con la actual moda del selfie de autorretratarnos en cualquier situación, quiero mostraros como darle una vuelta e ir más allá.

Aquí os dejo un ejemplo de como es posible autograbarse estando solos y con el teléfono móvil, y con ello montar un pequeño corto de una excursión, evento u otra actividad.

Esto lo grabé como ejemplo para mostrarlo en un taller de edición de vídeo que estaba impartiendo para el CIJ de Benetusser (VLC). La idea era grabar y editar directamente desde el móvil, uno de mis paseos en bicicleta de los sábados, pero mi modelo de Samsung no da para tanto, es posible hacerlo con otros modelos, pero yo termine editándolo con el pc.

Aunque en casos así se pueden improvisar sobre la marcha, interesa que os hagáis un guión o esquema mental de lo que queréis contar, no es necesario que sea algo complicado, cuanto más simple y directo, más gustará al público.

En este ejemplo quería mostrar una salida tranquila en bicicleta y para ello iba fijándome en puntos de la ruta donde hubiesen cosas que destacasen del resto, como por ejemplo alguna montaña que me situase en la escena, mostrar las subidas y descensos para trasmitir la dificultad de la ruta, unos animales de granja encontrados en el camino, el descanso para reponer fuerzas, la anécdota de como cortar el plátano para dar un toque de humor, o el mensaje de respetar el monte recogiendo los papeles del almuerzo, entre otros.

      

Lo que hacía era apoyar el teléfono en la rama de un árbol, sobre una piedra, sobre un muro, etc.. y pasar por delante en una dirección y otra ( Cuidado que no se os caiga y sobre todo con las piedras, que tienen muy mala leche y se tiran a rayar enseguida la pantalla). Hay que tener vista y elegir bien los planos, aparte de que sean bonitos hay que vigilar la dirección de la luz para no tenerla de frente, a no ser claro está que busquemos este efecto.

Otro consejo que os doy es que no perdáis de vista el teléfono, ya que para algunas tomas tenía que dejarlo encima del muro de una acequia o huerto y para que se viese el plano completo me veía obligado a desaparecer por una esquina, pensando que a la vuelta ya no estaría. En una de las bajadas por senda, no vi venir unos ciclistas por detrás y justo en este plano había situado el teléfono en medio del camino, imaginaros la sorpresa de los que bajaban en grupo y bastante rápido, al encontrarse conmigo corriendo y gritando ¡¡ cuidadooo mi móviiilll !!

       

Como toda historia las escenas tienen que llevar un orden. Las tomas del despertador y las de la de los preparativos de la mochila, las grabé después de la ruta, y muchas de las tomas no están montadas en el orden en el que se grabaron. Cuando lo editemos nos daremos cuenta si necesitamos algún plano más o desechamos alguno de los que teníamos previstos usar. Este vídeo lo terminé con una toma llegando a la playa, la idea era acabarlo dándome un chapuzón, pero demasiada gente para dejar el teléfono encima de la mochila en la arena.

Los efectos de zoom o movimiento de cámara los hice en posproducción animando la posición y la escala. Yo he usado Adobe Premiere, pero podemos usar otros programas de edición que nos permitan animar estos parámetros. Para ello debemos tener en cuenta el tamaño en pixels de la grabación y el tamaño del vídeo final. En mi caso la resolución del móvil es de 1920 x 1080 px. y el formato de salida es un PAL DV panorámico de 720 x 576 px..

En esta captura podéis ver el margen del que disponemos para mover el vídeo por la pantalla.

 

Ya veis que con un móvil podemos grabarnos nosotros solos y montar un buen vídeo.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Current ye@r *